Importancia de la readptación al deporte en el tratamiento de lesiones y su prevención

Hola a todos! Hoy hablaremos sobre las distintas fases de recuperación y especialmente de la última fase, que es la readaptación a la actividad deportiva.

La rehabilitación se divide en 3 fases:

  • Fase aguda/sub aguda;

  • Fase de recuperación funcional

  • Fase de readaptación/retorno a la actividad física.

En cada una tenemos objetivos específicos a cumplir y una orientación de tratamiento específica a seguir.

La fase aguda es la fase que empieza inmediatamente después de la lesión y donde, en situaciones ideales, se debe empezar a tratar tan pronto como sea posible. La creación de fibrosis y adherencias en un músculo, o el tardar de la absorción del edema son problemas que pueden limitar toda la recuperación.

En la fase de recuperación funcional tenemos el momento donde ocurre la cicatrización y reparación de los tejidos lesionados. En esta fase los síntomas disminuyen progresivamente hasta desaparecer, el edema se elimina y el dolor dejará de ser un problema, pero esto no significa que estés recuperado y listo para empezar la actividad deportiva – Este es el gran problema entre los deportistas que inician antes de tiempo la vuelta al ejercicio.

Por último viene la fase de readaptación/retorno a la actividad deportiva, donde se trabaja un conjunto de aspectos importantísimos para la recuperación a 100%, que permiten que la integración en el deporte se haga de la mejor forma y se prevengan lesiones.

Es sobre esta última fase de readaptación/retorno al deporte que queremos hablar hoy.

La tendencia habitual es buscar un profesional que quite el dolor con la mayor rapidez y te recupere lo antes posible para poder volver cuanto antes a practicar tu deporte. Pero seguro que ya te ha pasado que después de este tratamiento “exprés” volviste a tener el mismo problema o sentiste una mayor sobrecarga de la musculatura del lado contralateral. En ocasiones incluso te aparecieran molestias en en otras zonas del cuerpo donde no tenias ningún problema.

Nosotros creemos que eso te pasó por no haber pasado por esta fase de readaptación al deporte.

Cuando te lesionas el dolor no es el mayor problema, ni el único. Viene siempre acompañado de otros como la pérdida de fuerza y flexibilidad muscular, por la disminución del equilibrio articular y propriocepción de los tejidos lesionados y finalmente por la disminución del control neuromuscular y postural, que lleva a las conocidas compensaciones.

Son muchas veces estas compensaciones que el cuerpo crea las que llevan a que te lesiones otra vez y hasta en otras zonas del cuerpo, pues las alteraciones del control neuromuscular y postural llevan a que busques en otra musculatura o articulación la función/estabilidad que no puedes hacer en la zona lesionada.

Por ejemplo, en casos que rotura del gemelo que no sea recuperada y readaptada de forma eficaz, puede desenrollarse sobrecarga en la fascia plantar, que empieza a ser reclutada de una forma más intensa en carrera, específicamente en la fase final de apoyo, donde los dedos dejan el suelo. Y este sobrecarga puede terminar más tarde en fascitis plantar.

Así creemos que es fundamental para tu recuperación que no aceleres tu proceso de recuperación, y que tomes tu tiempo con esta readaptación específica a tu deporte. No pases del momento que no sientes dolor a empezar a correr, sin que antes fortalezcas ese músculo que rompiste, y hagas una serie de ejercicios que simulan el trabajo del músculo en carrera.

Esto es aplicable tanto a músculos como a tendones, fascia y articulaciones. Es impensable después de un esguince de tobillo volver a la actividad deportiva sin que se entrene el equilibrio y la propiocepción, o que después de una tendinitis de rodilla no se trabaje el ejercicio excéntrico y el control muscular de forma a corregir la mala biomecánica que llevó al problema.

Nosotros en Mejorando creemos que es fundamental pasar por esta fase, y siempre explicamos a nuestros pacientes que por más que no tengan dolores es fundamental seguir tratándose hasta que el Fisioterapeuta diga que ya pueden empezar a practicar su deporte.

Creemos que no basta quitar el dolor y la inflamación al paciente, y queremos seguir acompañando hasta que el paciente retorne a su deporte.

Apoyamos la idea que el fortalecimiento muscular debe ser un fortalecimiento funcional, que trabaje la musculatura ,potenciando así el movimiento como un todo. Creemos que la propiocepción y equilibrio se deben entrenar siempre con ejercicios que simulen tu deporte y que cuando los repitas en tus entrenos te sientas con un 100% de confianza .

Así que no te la juegues, este riesgo de volver al deporte y no estar preparado es real y tenerlo en cuenta a la hora de volver a hacer deporte es de gran importancia.

Procura siempre pasar por esta fase tan vital, pregunta a tu Fisioterapeuta que puedes hacer o ven a visitarnos y te ayudaremos a recuperar funcionalmente esa lesión y nos aseguraremos de que cuando vuelvas al deporte no haya riesgos de nueva lesión y estés a 100%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s